Intelectuales destacan el desafío que enfrenta el Caribe insular por la crisis provocada por la pandemia del Coronavirus, ante sus vulnerabilidades económicas, políticas, sociales y climáticas

En un coloquio virtual organizado junto a Funglode por varias instituciones, se destacó la oportunidad que supone para los países que integran el Caribe insular, lograr procesos de integración y cooperación que les permitan dar respuestas comunes a los retos económicos y sociales, por una crisis con consecuencias todavía imprevisibles, en sociedades afectados por la pobreza, instituciones precarias y debilidades climáticas

Coloquio Francofonia1

(Santo Domingo, 10 de junio de 2020).- Intelectuales destacaron el desafío que enfrenta el Caribe insular por la crisis provocada por la pandemia del Coronavirus, ante las vulnerabilidades económicas, políticas, sociales y climáticas que enfrenta la región, las cuales se ven agravadas a niveles que todavía no pueden precisarse y avizoran grandes consecuencias.

Los especialistas se refirieron al tema durante el coloquio virtual “Los desafíos actuales del Caribe insular”, organizado por el Centro de Estudios de la Francofonía de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), el Instituto de las Américas, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales Programa República Dominicana (FLACSO-RD), y la Cátedra Unesco-IGlobal en Ciencias Sociales, Políticas Públicas y Gobernanza Democrática, y la Agencia Universitaria de la Francofonía (AUF).

Claire Guillemin, directora del Centro de Estudios de la Francofonía, dio inicio al conversatorio con la presentación de los participantes y resaltó el objetivo de la convocatoria: “Iniciar reflexiones que permitan abordar la crisis generada por la pandemia desde una perspectiva del Caribe insular para identificar los problemas que enfrenta y sus posibles abordajes”. Esta iniciativa se apoya en la red de expertos e investigadores que se han dado cita de manera regular en Funglode a partir del 2010 para debatir y aportar conocimientos frente a las problemáticas principales que se plantean en la región del Caribe, desde la perspectiva de las ciencias sociales y humanas.

Laura Faxas, coordinadora de la Cátedra Unesco IGlobal en Ciencias Sociales, Políticas públicas y Gobernanza democrática, advirtió, en las palabras de introducción al encuentro, que el Caribe Insular es una región particularmente vulnerable por su ecosistema insular, y por su fragmentación geográfica, económica y sociopolítica.

En otra parte de su ponencia, Faxas aseguró que “el Caribe tiene una experiencia confirmada con la resiliencia y la capacidad de respuestas en las situaciones más difíciles; y en este nuevo escenario, de lo que se trata es de identificar cuáles deben ser nuestras líneas de reflexión para definir nuevas propuestas de políticas públicas, y cómo identificar mecanismos de resiliencia para apoyar los procesos en que las poblaciones caribeñas tomen las riendas de su destino”.

La doctora en Ciencias Sociales describió el periodo actual como “la oportunidad de dar paso al resurgir de un nuevo impulso a nivel caribeño y un renacer del sentimiento regional y de la cooperación entre Estados y territorios insulares”.

Carlos Quenan, titular del Doctorado en Ciencias Económicas de la Universidad de Grenoble II (Francia), señaló que “estamos en presencia de un shock extraeconómico de gran amplitud y de duración indeterminada”, durante su ponencia sobre “El despliegue internacional de la crisis sanitaria y económica global y sus efectos en el Caribe”.

Destacó que se ha producido un “shock extraeconómico sanitario que ha impactado las sociedades y las economías, por el hecho de que ha generado mortalidad y crisis en los sistemas sanitarios y hospitalarios”.

El vicepresidente del Instituto de las Américas resaltó que las Américas han vuelto el epicentro de la crisis, con una gran diversidad de situaciones. También, explicó que debido a la pandemia la caída del producto que se evaluaba en el informe del Fondo Monetario Internacional era de 3%, pero ahora el informe reciente de la entidad da cuenta de una caída de -5,2%, con un desplome de casi el 8% de los países avanzados y subdesarrollados y de prácticamente el 4% de los países emergentes o en desarrollo.

Agregó, en relación con la región caribeña que: “A pesar de que la caída del PIB en el Caribe insular será probablemente inferior a la de resto de América Latina, la recuperación será difícil dada la magnitud de los shocks negativos producidos a nivel de las exportaciones de servicios (en particular el turismo) y en las remesas. Algunos efectos que en principio pueden jugar favorablemente para los países caribeños, por ejemplo el precio del petróleo (por su baja en el marco de la caída de los precios de las materias primas), algo muy importante para las pequeñas economías de la región importadores netas de combustibles, va a ser fuertemente sobre-compensado por la baja de los ingresos derivados de las exportaciones en el marco de la recesión mundial”.

Ivan Ogando abordó el tema sobre la “Pandemia y elecciones en la coyuntura caribeña actual”. El director de Flacso-RD ofreció un panorama de las situaciones variadas que se observan en el Caribe insular en materia de crisis sanitaria.

Explicó que el elemento más importante es el impacto sobre las pequeñas economías insulares, las cuales sufren más que otras por este periodo desestabilizador, y reciben presiones para una apertura gradual y progresiva de sus fronteras.

En su intervención, el exdirector general del CARIFORUM entre 2011 y 2013 también se refirió al rol de la CARPHA (Caribbean Public Health Agency) en el manejo de la crisis por el COVID-19, que aparece como una respuesta regional ante la pandemia. Otras respuestas han sido desarrolladas desde el Caribe insular por ejemplo mediante cooperaciones con Cuba o intercambio entre las autoridades de la República Dominicana y de Haití.

Subrayó que ocho procesos electorales están previstos en la región del Caribe en 2020 y que “la crisis sanitaria es y será una variable política electoral importante”.

Destacó la importancia actual de fortalecer los espacios multilaterales y de renovación del liderazgo global, así como de los esquemas regionales. Agregó que se deben introducir alternativas de amortiguamiento para el pago de la deuda ante esta situación de crisis, y que la velocidad de la recuperación económica dependerá más de factores externos que de los internos.

Saulo Neiva se refirió a “Las universidades caribeñas de la red de la AUF frente a la pandemia: respuestas y perspectivas posibles”. El director de la Oficina para el Caribe de la Agencia Universitaria de la Francofonía (AUF) explicó que para apoyar a las universidades en el contexto de la pandemia de COVID-19, la AUF ha puesto en marcha un plan de actividades que incluye varias iniciativas, entre ellas una convocatoria de proyectos que condujo a la selección de 6 proyectos caribeños. En este contexto actual manifestó que la AUF ha apoyado a sus universidades miembros mediante una campaña de comunicación, unas encuestas y recomendaciones en materia de gobernanza universitaria en tiempos de crisis y un llamado a proyectos para concretizar su ayuda hacia las propuestas más relevantes en la región.

El profesor catedrático de la Universidad Clermont-Auvergne (Francia) concluyó invitando a mirar hacia el futuro y pensar en el periodo posterior, haciendo referencia a la oportunidad que se presenta de transformar a la educación superior, esforzándose para insertar a las nuevas tecnologías de manera más rápida y eficiente, y trabajando cada vez más en colaboración. Resaltó que el momento es propicio para que las universidades y las instituciones de educación superior puedan inventar nuevas formas de colaboración, crear nuevas alianzas construidas sobre valores reafirmados y compartidos.

Jean-Yves Lacascade compartió una reflexión sobre “Los Departamentos Franceses de América (DFA) frente a la crisis actual en una perspectiva de cooperación regional”. Desarrolló su presentación entorno al factor “isla” que caracteriza estos territorios del Caribe, y el fuerte impacto que constituye el turismo para estas pequeñas economías.

El también asesor diplomático de los presidentes de las Consejos Locales de los territorios franceses de ultramar de Guyana Francesa y Martinica, resaltó el gran desafío que constituye para la Guyana francesa compartir frontera con Brasil, en tiempos en que los controles fronterizos marcan diferencias en las estrategias para controlar las pandemias.

Eric Dubesset, profesor de Ciencias políticas en la Universidad de Bordeaux (Francia) y co-dirigente de la Revista Etudes Caribéennes, comentó las exposiciones y moderó el conversatorio, que recibió una muy buena acogida de parte del numeroso público virtual, proveniente del Caribe inglés, francés y el hispanoparlante, así como desde Europa.

Vídeo del coloquio aquí.

dejar un comentario

Campos marcados con (*) son requeridos.