Editorial Funglode pone en circulación “El apóstol y el héroe”

El libro es de la autoría de Mario Rivadulla, con prólogo de José Rafael Lantigua

El apóstol y héroe

(Santo Domingo, 13 de octubre de 2020). La Editorial Funglode puso en circulación, este martes 13 de octubre, el libro El apóstol y el héroe, de la autoría de Mario Rivadulla.

La obra destaca la importancia que dio siempre josé Martí a la República Dominicana en sus planes independentistas. El apóstol no solo buscó aquí al guerrero que necesitaba para impulsar la guerra cubana contra el dominio español, sino que se internó en nuestra realidad, forjó amistades y creó, en fin, una ligadura casi sublime con la dominicanidad.

La actividad contó con las exposiciones de José Rafael Lantigua, director del Centro de Estudios de la Cultura de Funglode, y Adriano Miguel Tejada, director del periódico Diario Libre. Fue moderada por Noris Eusebio, directora de la Editorial Funglode.

“Desde su llegada al país ha sido un ejemplo, han sido 50 años de ejemplo, un hombre de grandes virtudes, de enorme talento, que vino a radicarse en Santo Domingo con las virtudes y los talentos que había cultivado en su faena cultural, periodística, comunicacional y política en su Cuba nativa”, manifestó Lantigua sobre Rivadulla al iniciar su participación.

“A mí me emociona leer este libro por la dimensión que tiene. En ese ensayo breve sobre el estilo de la vida de Máximo Gómez y José Martí prácticamente se resume la historia, la vida y la trayectoria de cada uno de estos dos grandes hombres de la independencia de Cuba”, expresó.

Lantigua destacó que además de los aspectos biográficos de Martí y Gómez, el autor incluye una pequeña biografía de los cubanos importantes que tomaron parte en el proceso de independencia de Cuba, y un capítulo dedicado a los dominicanos que participaron en el mismo, así como a los políticos y soldados de otras nacionalidades.

“Este libro es un homenaje al autor en su 50 aniversario de vida dominicana, un homenaje a José Martí, a Máximo Gómez y a los dominicanos que tomaron parte en la independencia de Cuba”, opinó.

Al tomar la palabra, Tejada dijo que “la reverencia que Mario muestra en esta obra a los patriotas que empuñaron las armas o apoyaron de cualquier forma la lucha independentista cubana solo puede ser el resultado de un acendrado amor a la patria que lo vio nacer y en la cual desarrolló sus años profesionales y de actividad política, y, en el caso de los extranjeros que participaron en la gesta, de su hombría de bien, fruto de un corazón amplio que lo lleva a reconocer hasta el gesto más nimio como una piedra fundamental en la construcción de la patria cubana”.

Señaló que “Rivadulla recorre en las biografías de los héroes en esta obra no solo los documentos pertinentes sino cuanto detalle hace compartido el heroísmo de esa postrera independencia que se tomó tres décadas en definirse y sin olvidar a cada una de las figuras señeras”.

Explicó que la causa de la independencia de Cuba, era la causa de toda América “pues la Perla de las Antillas, junto a Puerto Rico, era el último lugar de dominio español en el continente de la esperanza. La lucha cubana era observada como la última hazaña de la nueva tierra, el pago final de una lucha de casi un siglo por la libertad”.

“Saludo este libro que es un nuevo aporte al conocimiento de estos héroes nuestros, que es al mismo tiempo un regalo que nos muestra el permanente espíritu de libertad de nuestros pueblos”, comentó para concluir.

El libro está disponible para ser adquirido en la sede de la Editorial Funglode. Para más información escribir a [email protected]

Sobre el autor

Mario Rivadulla nació en Cuba donde ejerció el periodismo como reportero investigador, redactor, articulista y comentarista de radio y televisión, al tiempo de integrarse a las luchas políticas en el Partido Ortodoxo como seguidor de Eduardo Chibás, del cual fue uno de sus principales dirigentes y destacado orador. Combatió la dictadura de Batista y posteriormente de Fidel Castro, de quien fuera amigo y cuyo gobierno defendió en sus inicios. Después de pasar varios años en prisión, en 1970 se exilió en República Dominicana, cuya nacionalidad adoptó y donde reside desde entonces habiendo ejercido como columnista, editorialista y analista en diferentes medios y también como asesor en Relaciones Públicas. Cubre un programa diario de comentarios en televisión y su columna ve la luz en varios diarios digitales. Su carrera abarca seis décadas donde ha producido más de 50 mil artículos y comentarios de radio y televisión para los distintos medios en que ha colaborado. Ha recibido distintos reconocimientos por su labor.

dejar un comentario

Campos marcados con (*) son requeridos.