Los especialistas Dehaene-Lambertz explicaron los pilares del aprendizaje, según la neurociencia, en Funglode

Los doctores Ghislaine Dehaene-Lambertz y Stanislas Dehaene compartieron resultados de sus investigaciones sobre la neurociencia y el aprendizaje en un diálogo desarrollado en Funglode.

neurociencia

(Santo Domingo, 22 de febrero de 2018). -  Para Stanislas Dehaene, los cuatro pilares del aprendizaje, según la neurociencia  son la atención, el compromiso activo, el retorno de la información y la consolidación. Los describió Stanislas Dehaene, en un conversatorio que tuvo como escenario la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode).

El encuentro sobre neurociencia y el aprendizaje fue organizado por el Centro Estudios de la Educación y el Centro de Estudios de la Francofonia, de Funglode; la editorial Casa Duarte y la Embajada de Francia en la República Dominicana. En la actividad también fue expositora la doctora Ghislaine Dehaene–Lambertz, directora de la Unidad de Desarrollo de la Imagenología del Laboratorio de Neurospin-CEA.

El profesor de la Cátedra de Psicología Cognitiva Experimental del Colegio de Francia, en París, afirmó que es importante que el docente “llame la atención de sus niños y evite que se distraigan”.

Indicó que con el compromiso activo  se maximiza la curiosidad de los estudiantes.  ”La mejor manera de aprender es tener momentos de enseñanzas, donde se le hace una pregunta al niño que le permita pensar y cuestionar”, argumentó.

El tercer  pilar es el retorno de la información que motiva y recompensa al alumno. “El cerebro funciona con símbolos de errores que se propagan de región en región, por esta razón tenemos que dar una retroalimentación y una señal de error al niño para que él mismo se corrija”, precisó el presidente del Consejo Científico de la Educación Nacional de Francia.

La consolidación consiste en crear hábitos en los niños. “No es suficiente con que el niño comience a aprender algo, sino que tiene que convertirse en una rutina, algo con una facilidad que se vuelva inconsciente”, aseguró Dehaene.

La doctora Dehaene–Lambertz dijo que “desde el punto de vista genético, tenemos un cerebro que parece plástico, que está diseñado para aprender y que la forma en como uno le brinde esta información es muy importante para que este aprenda”.

La neurocientífica, especialista en el aprendizaje de los recién nacidos, se refirió al papel que juegan los padres en el desarrollo cognitivo de sus hijos. Argumentó que “hay que educar a los padres para que aprendan a interactuar con los niños y a responder sus preguntas”.

 El papel de los profesores

Dehaene afirmó que “los docentes tienen la responsabilidad de que todos los niños aprendan a leer, incluso los que puedan tener dislexia”.

“El elemento más importante para que el niño tenga éxito es el maestro”, indicó el investigador en neurociencias cognitivas aplicadas al desarrollo de la conciencia. Agregó que no todos los profesores tienen “buenos resultados” durante el proceso de enseñanza.

 La calidad de un profesor estará relacionada con su carisma y la organización que tenga su contenido. “Si le damos a los docentes una buena formación, sobre todo un buen sistema y un buen método pedagógico incluso un docente medio puede enseñar a leer”, precisó.

“Sé que aquí muchos docentes en  la República Dominicana llegan al aula sin preparación y esto es inaceptable”, señaló Dehaene. Apuntó que la solución es “distribuir manuales escolares”.

“Tenemos que hacer que los educadores sigan este manual, aunque no sean docentes extraordinarios o no tengan carisma, así podrán obtener resultados con los niños”, destacó el científico.

Las palabras de bienvenida fueron ofrecidas por Josefina Pimentel, exministra de Educación y educadora, quien calificó la actividad como “enriquecedora para el desarrollo de la psicopedagogía”.

dejar un comentario

Campos marcados con (*) son requeridos.