Leonel Fernández y González-Trevijano celebran junto a destacados juristas los aportes de la Constitución del 2010 y ponderan el reto de respetar sus normativas

Con la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña como escenario, las reflexiones formaron parte del panel “Décimo Aniversario de la Constitución de Enero del 2010: Democracia, Institucionalidad del Estado y Derechos Fundamentales”.

SANTO DOMINGO.- En un panel que celebró sus 10 años de aprobación, el expresidente Leonel Fernández y el juez español Pedro González-Trevijano resaltaron junto a destacados juristas que la Constitución del 2010 constituyó un logro trascendental porque tras grandes procesos de consultas y debates, se dotó a la República Dominicana de la normativa jurídica más moderna de América Latina, con garantías plenas del derecho de los ciudadanos.

En el convesatorio “Décimo Aniversario de la Constitución de Enero del 2010: Democracia, Institucionalidad del Estado y Derechos Fundamentales”, Fernández y González-Trevijano dialogaron junto a la doctora Leyda Margarita Piña Medrano, exvicepresidenta del Tribunal Constitucional de la República Dominicana; el Dr. Jottin Cury, exjuez del Tribunal Constitucional de la República Dominicana, y el Dr. Namphi Rodríguez, abogado constitucionalista y presidente de la Fundación Prensa y Derecho.

El también abogado Marco Herrera, director ejecutivo de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) dio inicio al panel destacando el aporte que se hizo desde la institución, a través de múltiples paneles y talleres que permitieron debatir y llegar a consensos sobre los alcances que tenían que establecerse para lograr una constitución que garantizara los derechos de los dominicanos con los criterios de modernidad y las más amplias garantías sociales y morales.

El pastor Fidel Lorenzo, presidente de la Coalición para la Defensa de la Constitución y la Democracia, entidad con la que se organizó la actividad, destacó en el inicio de la actividad la necesidad de que la Constitución del 2010 se convierta en la “biblia social de los dominicanos”.

Lorenzo agradeció en nombre de la Coalición los esfuerzos que como presidente de la República Dominicana hizo el doctor Leonel Fernández para lograr una Carta Magna que por su dimensión, debe ser integrada a los programas educativas, para que los ciudadanos conozcan los derechos que ésta le acredita.

González Trevijano: Una Constitución grandiosa que debe ser respetada

González-Trevijano, quien fue asesor del proceso que concluyó con la formulación y aprobación de la Constitución del 2010, valoró en una conferencia magistral que ofreció antes del inicio del panel, el consenso que medió para lograr un pacto con compromisos, con garantías para los derechos de los ciudadanos. Consideró que todavía esta Carta Magna tiene la vocación de constituirse en una “constitución normativa”, y advirtió que los dirigentes políticos tienen que respetarla y hacer valer su legado.

Consideró que la Constitución dominicana del 2010, “es grandiosa” al garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos y porque estableció los mecanismos para garantizar el principio de la separación de los poderes del Estado y el control del ejercicio político.

“Es una Constitución en la que basta leerla con un espíritu desapasionado para darse cuenta del papel primigenio que se encomienda a los derechos y libertades absolutamente desconocidos en textos constitucionales anteriores”, afirmó. También resaltó su aporta al control del ejercicio del poder político, desde el punto moral, horizontal y vertical.

Asumir la Constitución en toda sus dimensiones, fue una recomendaciones: “Los ciudadanos y la clase política tienen que ser respetuosos del texto de la Constitución; deben permitir que la Constitución se asiente, se haga estable, estructure el país, permita desarrollar adecuadamente el ejercicio de las funciones públicas, preserve los derechos, los garantice y evite la concentración del poder político”.

Este es el reto –agregó- que tienen los dominicanos como ciudadanos y su clase política. Puntualizó que lo mismo acontece con los ciudadanos y la dirigencia política española.

González Trevijano es el autor, junto al Dr. Enrique Arnaldo Alcubilla, de la obra “Comentarios a la Constitución de la República Dominicana”, editada en dos volúmenes.

También como parte del acto, se proyectó un vídeo del programa Esfera Global, conducido por Marjorie Félix, en el que se recordaron las diferentes reformas constitucionales aprobadas en la República Dominicana. La politóloga destacó las amplias consultas que se hicieron, “en un ejercicio democrático sin precedentes”, que dejó atrás la práctica de reformas con objetivos reeleccionistas.

En una primera intervención en el panel, Leonel Fernández celebró la fortuna de contar con la colaboración del jurista González-Trevijano para el proceso de la reforma de constitucional del 2010.

Se refirió al proceso de transición desde la dictadura a la democracia que vivió América Latina a finales de los años 70 y los procesos de reformas constituciones sucesivas durante las décadas de los 80 y los 90 hasta llegar a una etapa en que se comenzó a hablar de los neoconstitucionalismos”.

Namphi Rodríguez se refirió al tema en respuesta a Fernández, afirmando que en el contexto del constitucionalismo social y el neoconstitucionalismo latinoamericano, la dominicana “es la más moderna de América Latina”, inclusive más que la de Colombia, la que en 1991 innovó declarando de manera expresa el “Estado social”, y la del presidente Rafael Correa, en Ecuador, que en su último versión introdujo en modelo del “Estado social”.

Manifestó que sin embargo, por la vida institucional que vive la República Dominicana, en la década no se ha producido una “absorción” de esa moderna Constitución. Consideró que en la actualidad dicha Constitución constituye un “estado aspiracional”, no por el hecho de que de la Constitución se puedan derivar problemas de su mecánica operativa en la sociedad dominicana, sino por la “calidad del liderazgo político”. Argumentó que ese liderazgo político no ha asumido la dimesión axiológica de la Constitución.

En su ponderación, Piña Medrano subrayó el carácter integral de la reforma constitucional del 2010. Se trata de un aniversario emblemático para la historia constitucional dominicana, dijo la exjueza del Tribunal Constitucional, para agregar que la reforma fue resultado de un diálogo entre juristas, asambleístas y ciudadanos.

Anteriormente, precisó la jurista, las Constituciones dominicanas se habían modificado, más que reformado, para responder a proyectos reeleccionistas, por lo que el futuro democrático de la República Dominicana tuvo un punto de partida con la Carta Magna aprobada en el 2010.

Destacó el rol fundamental que dicha Constitución ha establecido entre el ciudadano y el poder. “Haber concebido unas características de participación política al ciudadano en esta Constitución cambia radicalmente la relación entre los gobernantes y gobernados”.

Al referirse a las “amenazas” que se vivieron el pasado año, ante una posible reforma para propiciar una reelección presidencial y la respuesta ciudadana a esos hechos, dijo que “Nos debe llenar de esperanza”. En el contexto celebró la actuación del Tribunal Constitucional en la defensa del orden constitucional. Exhortó que cada dominicano se convierta en un guardián de la Constitución.

Leonel Fernández dio continuidad a la exposición de Piña Medrano al poner sobre relieve el hecho de que a la fecha hay 146 leyes que deben ser aprobadas para darle sentido práctico a la Constitución vigente.

El presidente de Funglode y presidente del partido Fuerza del Pueblo (FP) dijo que no tiene sentido hablar de que hay iniciativas legislativas por parte de los ciudadanos, si 10 años después los ciudadanos no han introducido por vía directa un proyecto de ley. Si queremos un referéndum municipal no lo podemos hacer, porque no hay legislación que lo permita, indicó. Tampoco un plebiscito porque no existe la ley.

Nos parece que el próximo congreso de la República tiene la obligación de darle prioridad a la aprobación de las leyes, para que la Constitución, 10 años después, tengan la efectividad que todos requerimos.

Por su lado, ante una motivación de Fernández, Jottin Cury se refirió a la economía social de mercado que fue incorporada por primera vez a una constitución dominicana, como lo hizo la del 2010.

Es una Constitución muy completa en términos económicos, en la que el Estado tiene la potestad y el poder público puede concurrir en igualdad de condiciones como empresario con el sector privado. “Es la primera que contempla una economía en beneficio de la colectividad. No solamente de sectores económicos. Es una cláusula que permea los aspectos constitucionales, incluyendo, por supuesto la constitución económica.

También ponderó el tema de la planificación en múltiples aspectos, que se adoptó con la reforma del 2010.

La actividad se celebró a casa llena con la asistencia de dirigentes políticos, congresistas, empresarios y profesionales de diferentes sectores, entre ellos: Federico Antún, Sergia Elena, Manuel Olivero, Alfredo González, José Balaguer, Elías Wessin Chávez, Radhamés Jiménez, Rubén Maldonado y Luis Manuel Bonetti.

dejar un comentario

Campos marcados con (*) son requeridos.