Leonel Fernández sugiere medidas para enfrentar los efectos económicos y sociales del COVID-19

El doctor Leonel Fernández, sugirió doce medidas al Gobierno dominicano para enfrentar los efectos económicos de la pandemia del Coronavirus. Compartimos el discurso íntegro difundido este miércoles 18.

lfernandezc

El expresidente de la República Dominicana y presidente de la Fundación Gobal Democracia y Desarrollo (Funglode) y La Fuerza de Pueblo, Dr. Leonel Fernández, sugirió medidas al Gobierno dominicano para enfrentar los efectos económicos de la pandemia del Coronavirus.

El estadista orientó sus propuestas en el ámbito económico y social para elevar los niveles de protección a los productores del país y a los ciudadanos dominicanos.

Compartimos el discurso íntegro difundido este miércoles 18:

Pueblo dominicano:

Para superar la crisis mundial de salud, que ahora nos afecta, generada por el coronavirus, se hace imprescindible que, en estos momentos de adversidad, guiados por la mano del Todopoderoso, actuemos juntos como nación fuerte, sensible y solidaria.

Conforme a diversos análisis de prestigiosos economistas internacionales, la pandemia del covid-19, no sólo provocará estragos en la salud, sino que también conducirá a una situación de notable reducción del dinamismo de la economía mundial, hasta poder llegar, inclusive, a convertirse en una recesión global.

En su alocución de anoche a la nación, el presidente Danilo Medina anunció un conjunto de medidas que van en la dirección de evitar la propagación de la enfermedad, así como de mitigar los efectos económicos que la misma pudiese ocasionar.

Como sociedad, todos estamos moralmente obligados a encontrar formas de protección en favor de los dominicanos y especialmente de más vulnerables, no sólo desde el punto de vista de la salud, que hoy es la prioridad, sino también desde la perspectiva económica.

Debemos encontrar la manera de proteger a los que quedarán sin trabajo, como, por ejemplo, a los empleados de hoteles, bares y restaurantes; los trabajadores de pequeñas y micro empresas; y hasta los choferes del transporte público, motoconchistas y trabajadores informales, quienes verán disminuir su número de clientes.

De igual manera, cuidar de la situación de los que se van a quedar sin ingresos, como los agricultores que venden sus frutas y vegetales en el mercado nacional, o el de los ganaderos y sus empleados que producen y venden carne y leche.

En fin, son muchos los hombres y las mujeres que como resultado de esta pandemia del covid-19 se verán impactados, por lo cual es necesario, además de las medidas oficiales, sugerir otras que pudieran contribuir a aliviar el cuadro de carencias y precariedades provocadas por la actual situación de calamidad pública.

En tal virtud, la Fuerza del Pueblo, por medio de nuestro conducto propone, de la manera más respetuosa, a las actuales autoridades, las siguientes medidas, de orden económico y social:

Primero, aprobar una ley de congelación temporal de precios a los productos de la canasta básica, a fin de garantizar la seguridad alimentaria.

Segundo, liberar un monto del encaje legal con tasa de interés preferencial para créditos a empresas productoras de alimentos, a fin de evitar el desabastecimiento.

Tercero, solicitar a los organismos multilaterales una renegociación cautelar del servicio de la deuda externa del 2020. Actualmente, esa deuda multilateral es de más de 5 mil millones de dólares.

Cuarto, trasladar de otras partidas presupuestarias 23 mil millones de pesos al gasto de salud, llevándolo de 148 mil millones a 171 mil millones.

Quinto, aplazar las fechas límites de pago para el ITBIS de abril y de mayo, para los sectores mas afectados por la crisis.

Sexto, liberar recursos del encaje legal para el sector privado de salud y de provisión de alimentos para que puedan adquirir materias primas y equipos.

Séptimo, prohibir el corte del agua y de la luz durante la crisis.

Octavo, reducir temporalmente en un 50% la cotización de los trabajadores y de las empresas a la seguridad social, a fin de que dispongan de liquidez.

Noveno, garantizar el pago salarial a todos los servidores públicos afectados por la enfermedad.

Décimo, que el subsidio abonado por el Sistema Nacional de Seguridad Social sea pagado desde el primer día de la inasistencia del trabajador a la empresa, independientemente del número de cotizaciones pagadas por el trabajador.

Onceavo, que ese subsidio sea igual al salario que devenga el trabajador al momento de que las autoridades sanitarias lo sometan a pruebas clínicas por sospecha de la enfermedad y hasta que el paciente sea dado de alta.

Doceavo, reprogramar deudas tributarias de las empresas y condonar el pago de intereses por el tiempo que dure la situación de emergencia nacional y otorgar una gracia de dos meses al pago de capital a los préstamos del Banco Agrícola, Banca Solidaria y Promipyme.

Treceavo, que sean redimidas las moras de tarjetas de crédito, desde este momento, hasta un periodo de dos meses.

Catorceavo, aumentar de manera temporal la tarjeta de Solidaridad hasta que las autoridades sanitarias declaren el fin de la crisis. Se debe especificar que se trata de una transferencia diferente de la que se recibe normalmente.

Quinceava, proponer a la Junta Monetaria la flexibilización del Reglamento de Evaluación de Activos para que la mora de los sectores afectados (especialmente el turismo) no implique castigar la cartera de los bancos comerciales.

Es en estos momentos de retos e incertidumbre que con más fuerza se requiere arriar las banderas del particularismo y deponer los intereses personales a los fines de, como demandan los tiempos, unirnos como una sola nación.

Así podremos erigir un muro de contención a la pandemia que hoy azota a la humanidad y desafía a nuestro pueblo, y levantar escudos de protección social en favor del bienestar del pueblo dominicano.

Ante el actual escenario de temor, angustia y ansiedad que se esparce por distintos sectores de nuestra sociedad, la Fuerza del Pueblo suspende todas sus actividades de proselitismo electoral y pone inmediatamente al servicio de nuestra población, la capacidad generosa y solidaria de nuestros miembros y dirigentes.

Como en ocasiones previas, el pueblo dominicano superará esta grave pandemia, que hoy nos preocupa, y saldremos, como nación, más llenos de fortaleza, vitalidad y energía para trillar una senda de progreso y bienestar.

Dominicanos, es tiempo de unidad nacional. Todos juntos venceremos.

dejar un comentario

Campos marcados con (*) son requeridos.