Las políticas de Estado y la educación sexual son clave para la reducción de la mortalidad materna

Es una de las reflexiones que compartió el doctor Edgar Iván Ortíz durante su conferencia “La mortalidad materno-infantil: un enfoque en Latinoamérica y República Dominicana”.

DSC_2306

(Santo Domingo, 18 de junio de 2018).- Las políticas de Estado y la educación sexual fueron destacados como factores clave para la reducción de la mortalidad materna por el doctor Edgar Iván Ortíz, junto a la oferta de servicios de calidad y las competencias de los recursos humanos, durante su conferencia “La mortalidad materno-infantil: un enfoque en Latinoamérica y República Dominicana”.

Ortíz, director mundial de Mortalidad Materna para la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO), disertó este viernes 15 de junio en la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) en una actividad organizada por el Centro de Estudios de la Salud.

El expresidente de la República y presidente de Funglode, Leonel Fernández, destacados médicos dominicanos y estudiantes de medicina formaron parte del auditorio en el que el Dr. Ortíz explicó que para la reducción de la mortalidad materna la FIGO considera necesario el uso de anticonceptivos, el acceso a los servicios de calidad y la interrupción del embarazo en casos especiales.

Al iniciar su exposición manifestó que la reducción de los indicadores de mortalidad materna era una de las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para 2015, pero solo 11 países del mundo lograron reducir en más de 75% los niveles de 1990. Añadió que entre 1990 y 2014 la mortalidad materna se redujo en un 55% en América Latina.

El expresidente de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (FLASOG) enfatizó que el acceso a la planificación familiar, el acceso a los servicios de aborto seguro y el acceso a atención de calidad para el embarazo y el parto son estrategias que deben implementarse para la reducción de la mortalidad materna.

Con relación a los métodos de anticoncepción explicó que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) para 2014 cerca del 80% de las mujeres en edad fértil usaban anticonceptivos. Resaltó que el 30% de las muertes se podría evitar si se cubre la necesidad insatisfecha en anticoncepción.

También destacó que “se calcula que en los países en desarrollo hay 222 millones de mujeres y niñas que no desean un embarazo pero carecen de acceso a los anticonceptivos y a la información sobre educación sexual”.

El Dr. Ortiz dijo que se hacen necesarios procesos de educación escolarizados para combatir el embarazo en las adolescentes. Recomendó que se incluyan en el currículo de la formación en la secundaria.

Al preguntarse porqué mueren las mujeres por abortos inseguros en la República Dominicana, manifestó que una de las razones es que no se logra la cobertura de métodos anticonceptivos seguros y, además, que es uno de los pocos países del continente con legislación restrictiva.

Planteó que se abogue para que en todos los países sea legal la interrupción de los embarazos en condiciones de riesgos.

De acuerdo con el Dr. Ortíz la mortalidad materna e infantil es una expresión de la vulneración de los derechos humanos; del impacto negativo de los determinantes sociales sobre la salud y calidad de vida de las mujeres y recién nacidos; de las inequidades en el acceso oportuno a la atención de calidad durante el embarazo, parto y recién nacido, y de una problemática relevante de salud pública.

Los doctores Jorge Vargas y Jazmin Machuca, miembros del Centro de Estudios de la Salud de Funglode, fueron los moderadores del encuentro.

dejar un comentario

Campos marcados con (*) son requeridos.