Intelectuales manifiestan en Funglode los desafíos que enfrentan las sociedades democráticas, ante el auge del autoritarismo, el individualismo y el empobrecimiento

Las reflexiones formaron parte del primer día de debates de la cátedra “Destinos mundiales de América Latina”, que se desarrolla en Funglode con el coloquio “La inserción de América Latina en una globalización en crisis”.

globalizacion-crisis01 (2)

SANTO DOMINGO.- Los desafíos que enfrentan las sociedades democráticas, ante el auge del autoritarismo, el individualismo y el empobrecimiento, fueron tema de debate en el primer día de reunión de la cátedra “Destinos mundiales de América Latina”, que se desarrolla en la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), con el coloquio “La inserción de América Latina en una globalización en crisis”.

Organizada junto con el collège d’études mondiales de la fmsh, la Cátedra UNESCO-IGLOBAL y Cadis Internacional, la tercera edición de la cátedra fue encabezada por el expresidente de la República Dominicana y presidente de Funglode, Dr. Leonel Fernández, junto al director ejecutivo de Funglode, Marco Herrera; el sociólogo, titular de la Cátedra “Destinos mundiales de América Latina”, en París, Ernesto Ottone; la socióloga y embajadora de la República Dominicana ante el Reino de Suecia, Laura Faxas, y el director de estudios en la Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales (EHESS), de Francia, Michel Wieviorka.

La conferencia magistral, que se ofreció tras el acto inaugural, fue dictada por Wieviorka, con el tema: “Crisis de la representatividad política en las democracias contemporáneas”. En su intervención se refirió, entre otros temas, a la relevancia que tiene la religión en las sociedades democráticas y su impacto en los discursos y mensajes. Citó el caso importante que tienen en la actualidad las iglesias evangélicas, de las que refirió sus mensajes “apocalípticos”.

El pensador francés también resaltó el auge del individualismo. “Estamos en un mundo de individualismos, donde cada uno quiere ser parte de la transformación del mundo o de la transformación de la sociedad”.

En rechazo al autoritarismo, sobre el que también deliberó en su exposición, manifestó que la democracia funciona bien cuando la sociedad es capaz de debatir y enfrentar sus problemas sin violencia. “Debemos escuchar todo lo que surge en una sociedad”, apuntó el presidente del directorio de la Fondation Maison des sciences de l’homme.

En la primera sesión del encuentro se abordó “La economía global, perspectivas y efectos políticos y sociales en América Latina”. Participaron el economista, José Luis Machinea, exsecretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), quien se refirió a los “desafíos en la nueva etapa de la globalización”.

Planteó que en los últimos, en Estados Unidos y Europa se ha registrado un crecimiento que nos sostenible en el tiempo. Los países están creciendo por encima de sus productos potenciales, al margen de la productividad que tiene que haber en relación a la población económicamente activa. Por tal razón, consideró, el crecimiento actual se traducirá en una desaceleración de las economías estadounidense y de Europa.

En su análisis, el profesor de la Universidad de Buenos Aires se enfocó en diferentes periodos y, entre ellos, en la crisis de 2008. Refirió su impacto en el crecimiento de la economía mundial y, en los últimos años, por la aparición de medidas proteccionistas, acotadas por el momento. Dicho panorama, indicó, hace pensar que “estamos en una etapa de reducción del proceso de globalización”.

En la sesión también expuso el sociólogo chileno Ernesto Ottone, quien disertó sobre “La tentación alter democrática”. En el marco, resaltó el auge del autoritarismo. Consideró relevante que quienes quieren defender y renovar la democracia liberal, deben entender la complejidad de las razones de sus crisis. Advirtió que si no se toman en cuenta todos los factores, “seguirá creciendo la tentación autoritaria”.

Es necesario, manifestó el titular de la Cátedra Destinos Mundiales de América Latina, en París, encontrar la forma de persuadir para que se impongan los valores universales y las políticas civilizatorias, a través de políticas públicas que disminuyan los espacios de los enemigos de la democracia.

Abogó por fortalecer a Europa, sin menoscabar sus “Estados nacionales” y defender el derecho de la migración con reglas que favorezcan la convivencia y la adaptación, además de defender los derechos de las minorías y lograr un mayor bienestar del conjunto.

En la segunda sesión de la reunión, con el tema “El futuro Político y Económico incierto de las grandes economías de América Latina”, participaron Sergio Fausto, superintendente ejecutivo de la Fundación Fernando Henrique Cardoso, quien se refirió al “Liberalismo Económico y Conservadurismo Social: las dos caras del gobierno Bolsonaro”.

También el economista Rolando Cordera, profesor Emérito de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien expuso en el panel sobre “El caso de México”.

En una tercera sesión, se debatió sobre “La violencia y salida de la violencia en la globalización: lo que enseña América Latina”, con las intervenciones de Eduardo Pizarro, relator especial de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas, creada por la Mesa de Paz entre el gobierno de Colombia y las FARC (2014-2015). El politólogo colombiano expuso sobre “¿Cómo salir de la violencia en la era de la globalización y las “nuevas guerras”?

La antropóloga dominicana Tahira García disertó sobre “Como construir una cultura de paz en la República Dominicana desde la cotidianidad”, y el investigador de República Dominicana Daniel Pou habló sobre “Soluciones locales contra delitos globales: una asimetría a superar”.

dejar un comentario

Campos marcados con (*) son requeridos.