“El dembow expresa la derrota de nuestro sistema educativo y los valores familiares que hemos transmitido”

La periodista y escritora Marivell Contreras se refirió al tema en una charla titulada "El dembow entre el milagro y el repudio”, ofrecida en el pabellón de Funglode en la XVI Feria Internacional del Libro.

El dembow entre el milagro y el repudio.

(Santo Domingo, 2 de mayo de 2013) Las penurias y alegrías de los barrios seducen con una arritmia inexplicable más allá de los límites de estos asentamientos, invaden la ciudad, la radio y la televisión, las redes sociales y You Tube. Se le llama dembow, se baila entre dos, no importa el sexo; se tararea a viva voz. Hay quienes lo repudian, otros hablan del milagro: el tercer género musical que surge de las entrañas de la República Dominicana.

En el marco de la XVI Feria Internacional del Libro, el pabellón de Funglode sirvió de escenario para la charla “El dembow entre el milagro y el repudio”, a cargo de la periodista, poeta y escritora, Marivell Contreras.

En la actividad la periodista manifestó que “el dembow expresa la derrota de nuestro sistema educativo y los valores familiares que hemos transmitido”.

Dijo que este ritmo urbano ha sido para muchos jovenes una vía de escape, una salida a un mundo delincuencial. Añadió, además, que al dembow le pasa lo que padecieron el merengue, la bachata o el tango en su momento, que fueron ritmos repudiados.

Contreras es la autora del primer artículo que publica la revista Global sobre este género urbano en la edición número 48. La periodista fundamentó la desmitificación del dembow exponiendo estrofas de los temas más conocidos, cuestionando a los detractores, recopilando las voces de los auspiciadores y revisando, con ojo crítico, las redes sociales de los exponentes. Incluye, por igual, las expresiones de quienes se han mantenido neutrales ante el ascenso de este ritmo.

“El impacto que ha tenido en el país la música urbana y sus sustentadores, en la mayoría de los casos jóvenes del barrio, que por lo general han recibido muy poca educación formal, de bajo poder adquisitivo. Muchos provenientes directamente desde grupos delictivos, es un caso que merece una mirada más profunda que basarse simplemente en el contenido de sus canciones o en el aspecto de su presencia”, dice Contreras.

Las actividades continuaron en el stand de Funglode con la presentación artística de HIP HOP “Espectáculo bajo tierra”, una propuesta que tiene que ver con la contaminación del medioambiente y los seres humanos tienen que vivir en subterráneos.

dejar un comentario

Campos marcados con (*) son requeridos.