Economista Jonathan D’Oleo aboga por meritocracia

En la charla titulada “Emprendimientos Políticos Schumpeterianos” dictada en la Fundación Global Democracia y Desarrollo, el economista Jonathan D’Oleo Puig disertó sobre modos y maneras de extrapolar la tesis creativa-destructiva del emprendimiento del sector privado al público.

doleo-jhon

(Santo Domingo, 19 de mayo de 2015).- Según el joven economista “el modelo schumpeteriano de creación-destructiva aplica a la política, específicamente en lo que atañe a la destrucción del sistema político clientelar a través del desarrollo de un sistema meritocrático de carácter integral”.

D’Oleo valida esa aseveración sobre la base de su tesis de maestría en políticas públicas desarrollada en la University College London de Inglaterra. La investigación del economista demuestra que existe una relación positiva entre la presencia de un sistema meritocrático a nivel gubernamental y el desempeño económico de las naciones que abrazan dicho sistema.

Utilizando su investigación académica como punto de partida, D’Oleo entiende que “la sociedad dominicana demanda la destrucción del sistema político-clientelar a través de la formación de servidores públicos cuyas funciones no estén inextricablemente ligadas a la política en sí”.

Igualmente importante, establece el experto, es “la implementación de sistemas de medición de desempeño que midan tanto producción como resultados en función de la naturaleza de la actividad que desempeña el servidor público”.

D’Oleo hizo la salvedad que a la hora de utilizar indicadores de desempeño tenemos que considerar que “no todo lo medible es importante y no todo lo importante es medible”. Por otro lado, también señaló que en política “lo se mide es lo que eventualmente se consigue mientras que lo se deja de medir simplemente muchas veces cesa de existir”.

Para que estos cambios tomen lugar en la cultura política de República Dominicana, D’Oleo considera que “a un año de las elecciones presidenciales, congresuales y municipales, los ciudadanos debemos tomar un rol participativo que demande la profesionalización de la administración pública y la veeduría o evaluación de los servidores públicos sobre la base de indicadores de desempeño”.

dejar un comentario

Campos marcados con (*) son requeridos.